Visión del adulto conductor

¿Qué pruebas visuales realizamos en la campaña de conducción?

 

 

  • ¿Por qué es importante realizarse un test de visión para conducir?
  • La seguridad al volante se incrementa con una buena visión
  • ¿En qué consiste un screening visual para conductores?

Visión y Vida empezó a utilizar el slogan “en la carretera, tu visión es tu vida” hace más de 40 años. Hoy día, sigue plenamente vigente ya que cuando conducimos el 90% de la información para la toma de decisiones entra por los ojos. Por ello, es imprescindible contar con una buena visión para aumentar la seguridad al volante. ¿Sabes por qué es importante realizarse un test visual para conducir?

Los datos son alarmantes: existen 7 millones de conductores en España que tienen, como mínimo, un problema visual que afecta a su conducción. Además, de ellos, uno de cada cuatro presenta con una visión binocular inferior que la exigida por la ley y 700.000 conductores no deberían conducir debido a sus problemas de visión.

Por ello, Visión y Vida ha realizado campañas de concienciación y prevención para revisar la visión de conductores junto con la Asociación DIA de Accidentes de Tráfico, Fundtrafic y Correos Express para poder reducir la tasa de accidentes que ocurren por una mala visión. Más de 1000 optometristas voluntarios han participado para realizar test de visión para conducir y, así incrementar la seguridad al volante.

¿Qué pruebas visuales se realizan para tratar de reducir la siniestralidad por mala visión?

En primer lugar se realiza una evaluación de las circunstancias del conductor: cuántas horas conduce, si es profesional, en qué momento del día se pone al volante, etc. Después se analiza si en su familia o historial hay antecedentes de problemas o patologías oculares, si toma alguna medicación o si se ha operado de los ojos.

Posteriormente se recoge la percepción subjetiva de cómo cree que ve y si nota algún síntoma que pueda hacer sospechar de una mala visión.

Además, se recoge la información visual objetiva como la agudeza visual de lejos y de cerca, el campo visual, la visión en 3D, se realiza un test de sensibilidad al contraste, test de equilibrio binocular y la presión intraocular. Estos screenings son fundamentales para comprobar la visión del conductor.

Finalmente se evalúa si el conductor lleva la compensación visual adecuada para su caso. Es sorprendente comprobar cómo muchos de ellos desconocen que presentan una mala visión o que sabiéndolo no valoren los riesgos que comporta a la seguridad en el coche no hacerlo.

Por ello, desde Visión y Vida seguiremos trabajando para concienciar a toda la sociedad de la importancia de la visión en la carretera.