DESCÁRGATE YA EL ESTUDIO COMPLETO:

¿Cómo ha afectado el confinamiento a nuestra salud visual?

Visión y Vida acaba de publicar el primer estudio que explica cómo el confinamiento ha afectado a nuestra salud visual. ¿Quieres saber qué ha pasado en estos cien días confinados?

  • Ocho de cada diez adolescentes (12-19 años) tienen peor visión ahora que en marzo, y a siete de ellos han tenido que adaptarle nuevas gafas o lentillas por ese cambio de graduación.
  • Además, uno de cada diez jóvenes ha necesitado gafas (7,7%) o lentillas (2,4%) por primera vez.
  • Seis de cada diez adultos también tienen peor visión ahora que hace cien días y a cinco de ellos hubo que adaptarle nuevos equipamientos visuales.

¿Por qué está habiendo tantos problemas visuales tras cien días confinados?

En primer lugar, porque el sistema visual no está preparado para estar tanto tiempo en casa, sin recibir luz solar y utilizando tanto su visión próxima. Sobre todo, los más pequeños necesitan jugar en la calle, exponerse al sol y realizar deportes y juegos en los que se les exija mirar de lejos.

Además, hemos abusado de pantallas: ocho de cada diez los adultos hemos duplicado el tiempo que estamos diariamente ante pantallas y la mitad de los niños han estado entre cuatro y ocho horas.  ¡Dos de cada diez han estado más de ocho horas al día ante pantallas!

Y, lo más importante…. ¡No habíamos cuidado nuestra visión desde hacía mucho! Por eso el sistema visual estaba débil y no ha podido aguantar la presión, estrés y tensión visual a la que le hemos sometido. Solo el 17,7% de la ciudadanía se había revisado en 2020 y seis de cada diez personas no se habían revisado en el último año. 

¿Cuándo te revisaste tú por última vez? ¡Recuerda que ahora es el momento!

¿Cómo podemos sospechar que algo no funciona en nuestro sistema visual?

Durante estos diez días confinados, la visión ha enviado señales a muchos ciudadanos para indicarle que algo no funcionaba correctamente. Por ejemplo, el 44,5% de la gente sintió dolor de cabeza, el 22% tuvo los ojos rojos, problemas de enfoque en distancias cortas (22,5%) o problemas de visión borrosa (23,4%).

Además, seis de cada diez eran conscientes de que estaban forzando la vista y, debido al uso de pantallas, el 30% tenía sequedad ocular. ¿Sabes por qué se produce la sequedad ocular? ¡Porque cuando estamos mirando una pantalla nos olvidamos de pestañear!

¿Cómo podemos actuar ahora?

Ahora es el momento de revisar el estado de la visión, Si tras el confinamiento, aún no hemos acudido a ver a nuestro óptico-optometrista, ¡tenemos que ir! Hay que tener en cuenta que los niños deben tener un sistema visual fuerte antes de enfrentarse a la “Vuelta al cole”. Lo mismo ocurre con los jóvenes que irán a la universidad y con los adultos que volverán al trabajo.

Además, el coronavirus aún no se ha ido y hay que tener presente que puede haber un rebrote que nos exija estar de nuevo en casa… ¡Si no hemos cuidado la visión y la protegemos antes de que eso ocurra, puede ser que no podamos resistir ese nuevo confinamiento!

Así que, recuerda: tus ojos son mucho más de lo que ven, ha llegado el momento de protegerlos, porque solo tenemos dos ojos para toda una vida. ¡Revísate!