Las revisiones visuales: una garantía para prevenir los problemas de visión

Las revisiones visuales: una garantía para prevenir los problemas de visión

 

 

 

  • Es fundamental detectar los problemas de visión a tiempo para solucionarlos e impedir que vayan a más
  • Las pruebas visuales deben realizarse de manera periódica
  • No te la juegues con la salud visual

En ocasiones, no le prestamos la atención necesaria a nuestro sentido más valorado: el de la vista. Más del 90% de las personas lo consideran como el más importante, y entonces, ¿por qué no lo cuidamos como se merece? 

Recuerda acudir al óptico-optometrista cada año, incluso si no has detectado hasta ahora ningún problema. ¡Muchas veces no nos damos cuenta de que no vemos bien y es más difícil recuperarse de este problema visual!

Los niños deben revisar su visión al menos una vez al año

En el caso de los niños, es más importante aún que revisen su visión, ya que no podemos ponernos en su lugar y saber si ven correctamente. Es más, en muchas ocasiones ni los padres ni los profesores identifican los síntomas que muestran los niños como indicadores de problemas visuales. 

Por eso, si el menor se queja de dolor de cabeza, de cuello, se le enrojecen los ojos, es torpe en los deportes o tiene algún problema de aprendizaje en el colegio, ¡podría tratarse de mala visión! Y es que sabemos que uno de cada tres casos de fracaso escolar puede deberse a algún problema relacionado con la visión.

Además, cuanto antes detectemos el problema, más sencilla será la recuperación del mismo. Si el menor presenta ojo vago, por ejemplo, siempre será más sencillo iniciar un tratamiento de terapia visual con mejores perspectivas de recuperación que en el caso de un adulto.

Por otro lado, si el niño es hipermétrope y no se controla, puede llegar a desarrollar una ambliopía. Y en el caso de que sea miope, se debe controlar que su graduación no supere las cinco dioptrías y se convierta en miopía magna, que conlleva importantes riesgos para su salud visual futura, multiplicando las posibilidades de desarrollar desprendimientos de retina, glaucoma, cataratas, etc. Existen soluciones para conseguir controlar la miopía, ¡es importante no dejarlo pasar, cuanto antes se empiece mejor!

¡Es muy importante renovar su graduación anualmente dado que el ojo de los niños está en continua evolución!

La graduación de las gafas o lentillas puede variar con el tiempo

Si presentas algún error refractivo como miopía, hipermetropía o astigmatismo y necesitas compensación óptica, recuerda que hay que revisar tus ojos para ver si la graduación de tus gafas o lentillas ha cambiado y evitar disminuir el rendimiento visual, lo que ocasiona muchas molestias como dolor de cabeza, fatiga visual o dolor de ojos.

Antes se pensaba que la miopía no crecía una vez superada la adolescencia, sin embargo, los últimos estudios indican que esto no es así, y que en la etapa adulta se incrementa también por el uso intensivo de pantallas y otros dispositivos electrónicos y la falta de horas realizando actividades en el exterior. ¡Cada vez hay más miopes a los que les aumenta la miopía desde antes y durante más tiempo!

Por ello, desde Visión y Vida te animamos a realizarte las revisiones en el plazo que marca tu óptico-optometrista. En muchos casos, dependiendo de si hay algún problema visual, la periodicidad puede variar.

Además, el profesional de la visión puede ofrecerte muchas soluciones si presentas algún tipo de problema visual y ayudarte a controlar la miopía de los más pequeños para que no superen los niveles de riesgo. Pide cita, ¡dos ojos para toda una vidaRecuerda acudir al óptico-optometrista cada año, incluso si no has detectado hasta ahora ningún problema. ¡Muchas veces no nos damos cuenta de que no vemos bien y es más difícil recuperarse de este problema visual!

Las personas mayores deben revisar su visión anualmente

En el caso de la tercera edad, se recomienda también realizar una revisión anual para no restarles calidad de vida, ya que es en esta franja de edad cuando se producen más pérdidas de visión. 

¡Muchos problemas detectados a tiempo pueden tratarse! Recuerda que, además, las personas mayores son propensas a los accidentes provocados por una mala visión, por lo que ver bien puede mejorar su seguridad.