Visión en niños y jóvenes

¿Por qué cada día hay más niños miopes? 

 

  • Miopía: ¿Qué es y por qué aumenta?
  • Los riesgos de tener miopía magna
  • Cómo evitar el crecimiento de la miopía en niños
  • La OMS ha declarado la miopia como la pandemia del siglo XXI

Los niños y jóvenes son cada vez más miopes y desde edades más tempranas. ¿Por qué está aumentando la miopía en nuestra sociedad?

En primer lugar, debemos tener en cuenta qué es la miopía. La miopía es un defecto refractivo que se suele descubrir entre la niñez y la adolescencia y dificulta al usuario ver correctamente de lejos. Su prevalencia está aumentando tanto que ya está considerada como la pandemia del siglo XXI por la OMS. El ojo miope presenta una curvatura excesiva del cristalino que provoca que las imágenes que percibimos se formen un poco antes de llegar a la retina.

Aunque la miopía no es una enfermedad, su crecimiento sin control sí que conlleva riesgos, ya que cuando esta supera las cinco dioptrías, el ojo se deforma, alargándose, tensionando capas y tejidos oculares. Cuando se supera ese número de dioptrías se denomina “miopía magna” y  se incrementan las probabilidades de de sufrir patologías visuales severas en la etapa adulta. 

Es un tema alarmante, ya que más del 60% de los desprendimientos de retina se producen en miopes y el 10% de los miopes con más de 10 dioptrías terminan derivando en ceguera. Una miopía muy alta también multiplica las probabilidades de sufrir cataratas y glaucoma.

Según un estudio realizado por Visión y Vida, en la última década, la miopía ha pasado de afectar a cinco de cada diez estudiantes universitarios para presentarse en seis de cada diez a día de hoy.

Cada vez hay más nativos digitales miopes, es decir, los nacidos tras el año 2000, y estos tienen más dioptrías y desde más pequeños que los de la generación anterior.

Pero esto no ocurre solo en España; es tendencia en todos los países occidentales, y sucede por dos causas principalmente:

  • El estilo de vida actual: más sedentario, se pasan menos horas al aire libre realizando actividades y deporte. Los niños no reciben suficiente luz diurna, que protege contra el incremento de la miopía.
  • El uso intensivo de la visión próxima: el sistema visual del ser humano no está preparado para pasar tantas horas mirando de cerca, así que se adapta a los requerimientos visuales que se le imponen. Actualmente los menores pasan cada vez más horas usando el móvil, tablets, etc. 

Además, la mayoría de los jóvenes detectaron ellos mismos que tenían un problema visual, fallando los sistemas de prevención temprana. El control y monitorización del desarrollo de la salud visual del menor es imprescindible ya que, si no tomamos medidas, la miopía en niños seguirá aumentando, convirtiéndose en un riesgo con un alto coste social.

Actualmente, existen métodos y soluciones para frenar el incremento de la miopía y que esta no alcance niveles de riesgo. Consulta con tu óptico-optometrista acerca de la ortoqueratología y las lentes blandas de desenfoque periférico, que aplicados conjuntamente con las normas de higiene visual pueden ser determinantes para no comprometer la salud visual futura de los menores.

Todos estos datos están disponibles en el estudio “La prevalencia de la miopía entre los jóvenes en España, 2018”.